Yo vengo a ofrecer mi corazón

Después de haberme encerrado durante un tiempo, después de haberme encontrado con el vacío temido, después de haberme restringido, después de haber querido, después de  haber querido que me quieran, después de haber intentado ser el cable a tierra de alguien o el hilo de plata de Ariadna, o Ariadna, después de haber creído y dejado de creer.. 
Vuelvo a abrirme, a mostrarme, a estar receptiva, a buscarme, a encontrarme, a acercarme y a dejar que se me acerquen.
Vuelvo a apostar a los encuentros,  a conectarme, al contacto.
 

3 comentarios:

Delizia Del TeGozo dijo...

Después encontrar el propio Minotauro, salir a ver la Luna, abierta a las fases, al encuentro, receptiva y dadora, volver al interior a buscarse. Luz y reflejo. Me gusta: por acá me quedo.

Mónica dijo...

Amiga! Qué lindo leerte de nuevo. No solo porque me gusta cómo escribís sino también porque a través lo que ponés también me hacés pensar y reflexionar a mí. Besos y abrazos. TE QUIERO.

Joven Centauro dijo...

Delizia: Gracias por el apoyo y el empujón.
Lindo lo de Luz y Reflejo.
Que bueno saberte por acá.

Monica: Que halagador lo que me decis.
A veces me olvido de lo lindo que es invitar a otro a pensarse.
Gracias con todo el corazón. Yo también te quiero.

Besos a cada una.